Skip to main content
  • en
  • de
  • es

La Casa


La Casa Salto del Caballo está situada en el pequeño pueblo de La Fontañera, a pocos kilómetros de Valencia de Alcántara. Es la última casa en España, ubicada directamente en la frontera con Portugal. Se puede acceder literalmente desde el lado español y atravesar las otras puertas hacia el magnífico Parque Natural de São Mamede en Portugal.

Desde aquí podrá disfrutar de las impresionantes vistas hacia el Parque Natural de Serra de São Mamede y al Castillo de Marvão en el Alto Alentejo de Portugal. Los edificios datan de finales del siglo XIX, y la ubicación tiene un gran significado histórico. La posición estratégica de la casa se ha prestado para mantener siempre un pasado relacionado al comercio de contrabando entre Portugal y España.

Hasta 1992, cuando se abrieron las fronteras, se contrabandeaba principalmente café y botas de cuero, pero también pan, ajo o cualquier otra cosa que se deseara tener en el otro lado. Como la entrada principal está en España y la puerta trasera se abre hacia Portugal, fue denominada la “casa de la duda”, una casa en tierra de nadie. Finalmente, los españoles terminaron la confusión al adquirir oficialmente toda la propiedad como española.

Para sus vacaciones en dos países, nuestra casa de huéspedes familiar ofrece dos apartamentos con cocina, cuyos nombres reflejan la historia de la casa: el apartamento “Portugal” y el apartamento “España”.

Cada apartamento cuenta con una cocina totalmente equipada, un comedor y una sala de estar con una estufa de leña para la temporada más fría y aire acondicionado para los meses más cálidos, dos dormitorios y dos baños. Hay conexión Wi-Fi gratuita en el establecimiento. El patio está formado por los dos edificios principales, la piscina y varias salas de estar con sombra o soleadas. Hay tumbonas alrededor de la piscina y una barbacoa disponible.

Disfruta de tus vacaciones en un entorno totalmente rural. La casa rural de gestión familiar, es apta para familias y está abierta todo el año. Como ya tenemos un perro, Oskar, así como una gran cantidad de gatos, no se aceptan mascotas. A Oskar, sin embargo, le encanta acompañar a nuestros huéspedes en paseos y protege muy bien las instalaciones.

A partir de la primavera de 2019, contaremos también con “El Cafecito”, una pequeña cafetería en la parte delantera de la planta baja de la casa. Tendrá unas pocas mesas y una sala de lectura en el interior, así como un pequeño patio en el frente. El desayuno estará disponible para los huéspedes durante la semana (previa solicitud) y para los huéspedes y el público los fines de semana. La cafetería también servirá de martes a domingo el almuerzo por la tarde para los huéspedes y para el público.